EL EXTRAMJERO

Publicado en por Grafieldvive es Hector.OGG.


En muchas oportunidades nosotros tenemos contacto con extranjeros, nuestra actitud ante ellos es bipolar, o somos demasiados corteses o somos reacios a ellos, mayormente esta ultima e podido notar en los países de América latina, mas aun siendo así si es por motivos de trabajo, esto es lo que quiero compartí ahora.

Me toco viajar a un país “X”, el motivo trabajo, hasta que llegue al aeropuerto de mi destino todo iba muy bien pero una ves que Salí del aeropuerto comenzaron mis problemas; habían ido a recoger y las personas eran altos ejecutivos muy formales y de una formación muy tradicional, en cambio a mí me gusta vestir muy casual estaba con zapatillas, blue jeans, y una polon y sentí el rechazo en el ambiente, en lo personal esto no me amilano, soy de la idea que “el habito no hace al monje”, me dejaron en el hotel y quedaron en regresar al día siguiente a las 7.30 a.m.

En el hotel las personas eran amables y por ley tengo la costumbre que de la misma forma que trato a un funcionario trato a un conserje, el trato fue maravilloso Salí a dar una vuelta por los alrededores y sentí la calidez de la gente común, verdaderamente hermosa.

Al día siguiente fueron a recogerme, yo bestia de forma casual y llevaba mi canguro (cinturón como cartera con varios bolsillos) mi discman y tan fresco como una lechuga.

Llegamos a la oficina, las presentaciones de rigor y el salón donde iba a capacitar al personal, ingenieros de un alto nivel de liderazgo, todos ellos con terno y muy formalitos, me observaron curiosamente y rumoreaban entre ellos y sonreían.

Inicie la capacitación teórica y pase a interactuar con ellos, verdaderamente les faltaba mucho inclusive no podían hilar una expresión o una idea, con relación a los nuevos conceptos que les brindaba, esto motivo a que me vean con mayor aversión y les dije.

USTEDES MURMURAN Y SE SONRIEN DE LA FRESCURA COMO ME COMPORTO, PERO USTEDES NO TIENEN LA SEGURIDAD QUE TENGO YO PARA AFIRMAR O NEGAR ALGO, EL PRINCIPIO DE NUESTRO TRABAJO ES LA SEGURIDAD DE NUESTROS ACTOS Y DE NUESTRAS DECICIONES, EL QUE DUDA PIERDE, LA INDECISIÓN ES FRUTO DE LA MEDIOCRIDAD Y ESCUSA PARA RECHASAR LO NUEVO.

YO ACA ESTOY PARA CAPACITARLOS, NO PARA QUITARLES EL TRABAJO SI UDS. QUIEREN TRIUNFAR Y SER ACTOS EN SUS DESICIONES COMIENCEN POR RECONOCER SUS LIMITACIONES.

Y procedí a que uno por uno exponga a todo el salón sus limitaciones, verdaderamente me lleve una gran sorpresa “ERAN PERFECTOS” pues bien era evidente que eran inseguros de si mismos y opte por llevarlos al campo.

Ellos consideraban que el hecho de estar a cargo solamente tenía que dar órdenes y con eso cumplían su misión.

Craso error, les demostré en el mismo campo que no es así, que existe el factor humano que puede decirse error humano, que todos los casos son distintos y que existen factores que son cambiantes y que se tienen que corregir sobre la marcha.
Procedimos a realizar varios ensayos en el campo, con varios ejemplos simulados y condiciones cambiantes, les pedí su máximo esfuerzo.

Luego al terminar luego de 5 horas de ensayos les dije por primera ves han realizado un ensayo de su trabajo y le dije mírense, tenían los zapatos mojados, las bastas de los pantalones remangadas, se habían sacado el saco y corbata y sus camisas estaban sucias y con las mangas remangadas y ahora quien da risa.

Muchos de los 30 ingenieros no aprobaron el curso debido a su formación muy tradicional, pero todos llegaron a entender y comprender que toda persona tiene algo para enseñarnos y que es tonto subestimar o tomar aversión a alguien por su vestimenta o por ser extranjero.

Termine el curso con ello y fui a mezclarme con la gente común a conocer y aprender de ellos.

Cariñosamente Hector.OGG.

Etiquetado en Recuerdos y Reflexiones

Comentar este post