Se Caso La China; ¡Oh Sorpresa!

Publicado en por Grafieldvive es Hector.OGG.

Tendría unos 14 0 15 años esa edad cuando las hormonas están en pleno desarrollo a tal punto que se te salen por los ojos, cuando me percato de algo muy particular en el comportamiento de mi hermano mayor y de sus amigos, todos ellos admiraban a la China una bella chica de unos 22 años a la cual todos los muchachos del barrio admiraban y soñaban con salir o bailar con ella.
En una oportunidad pude ver como mi hermano y sus amigos cuando la veian venir a la China, un poco mas y le limpian hasta el aire que respira para que pase ella.
La China, era el punto en todas las reuniones del barrio todos querían bailar con ella y hacían turnos, era en si la chica mas deseada del barrio, era la Reina.
Pero todo esto cambio, cuando de un momento a otro se expandió por el barrio la noticia; la China se casa, todos los chicos del barrio se preguntaban con quien, de donde es, que hace, etc.

Llego el día de la boda, ese día fue decretado día de duelo por mi hermano y sus amigos, los cuales habían acordado ir solamente a la iglesia pero no al baile, con el único objeto de no verla bailar con el que seria su esposo.
Habrian pasado un 3 meses de la boda; yo estaba paseando a mi perro un Ladrador negro, de nombre Sultán, el cual era mi fiel compañero de aventuras cuando en eso escucho que me llaman ¡Grafield!, era la China que me llamaba ella estaba muy nerviosa, ella me pregunto ¿que si la podía acompañar?, entre mi surgió ese bicho raro del deseo, del porque todos la admiraban y le dije que si.
Caminamos siguiendo a José su esposo, cada ves que el se detenía ella me abrazaba y pegaba su pecho a mi rostro, que deleite de verdad recién estaba comprendiendo el porque todos la deseaban.
En el camino ella me contó que esta segura que su esposo tenia una amante, yo le pregunte ¿como sabes? y me contesto,
“la ves pasada arreglando sus cosas encontré un bracier que no es mió y que casi todos los días llega tarde y oliendo a perfume de mujer”.
Yo no insistí mas con mis preguntas, con tal que me abrase de ves en cuando, me sentía satisfecho al igual que Sultán, en mi mente pensaba todo lo que podría decir de este delicioso paseo con la China, mi hermano y sus amigos se morirían de envidia por estar con el rostro en los pechos de ella.
Seguimos a su esposo hasta una casa, donde entro , nosotros, perdón la China estaba nerviosa yo y Sultán la pasábamos de lo lindo. En eso ella dice
“esa debe ser la casa de su amante, ¿que hago Garfield?” yo ingenuo aun le digo toca y pregúntale.
Habría pasado una media hora de indecisiones, hasta que ella decidida dijo vamos.
Tocamos la puerta Sultán estaba atento a defendernos yo detrás tenia una visión perfecta de ella, ella toco la puerta y salio alguien y le dijo
…
Por favor pásele la vos a... ¡Oh Sorpresa! José...fa, si era su esposo estaba vestido con una minifalda color verde oscura y un blodi negro, zapatos de taco color rojo y tenia puesta una peluca rubia.
Fue sumamente impresionante la escena, yo no sabia si reír o salir corriendo, la China se puso pálida y solo atino a decir vamos Garfield.
En el camino de regreso nos detuvimos en un parque, ella no paraba de llorar, me puso bien triste verla así incluso, Sultán parecía que comprendía la situación y le lamía la cara, como diciéndole cálmate.
Después de esto la China se separó de Josefa y emigro a Italia, las ultimas noticias de ella fue que ingreso a un convento en Nápoles.

Cariñosamente Hector.OGG.

Etiquetado en Recuerdos y Reflexiones

Comentar este post