MI TRAPO Y MI CHUPON.¿Cómo duelen los convenios o tratos al crecer?

Publicado en por Grafieldvive es Hector.OGG.

MI TRAPO Y MI CHUPON.¿Cómo duelen los convenios o tratos al crecer?

En el camino de nuestro desarrollo físico y psicológico nos encontramos con varios convenios o tratos, que hacemos con el fin de pedir nuestra libertad, pedir permisos, solicitar nuestro espacio, reclamar autonomía, beneficiarnos de alargues, querer cambios, etc., pero también tenemos que bregar con trampas que nos ponen las generaciones (padres), hoy somos casi todos padres y utilizamos tal vez el mismo método que nos aplicaron a nosotros.
El presente es algo figurativo que es muy común ver:

Mayito tenía 5 años, y le encantaba bajar a la bodega de vinos de su padre y había encontrado un delicioso vino oporto de fabricación casera, el cual era el orgullo de su padre, tenia la costumbre de beber, a escondidas sin que nadie lo viera, hasta que un día su padre preocupado por saber quien se tomaba su vino lo sorprendió.

Su padre le dijo no Mayito, eso es para gente grande.

Mayito respondió, pero si yo soy grande además es dulce y se siente bien

En ese momento su padre encontró una oportunidad y le dijo si tu eres grande entonces hay que botar el chupón a la basura.

Mayito pensó que era fácil ya que el tenia una gran colección de chupones en la casa del abuelo, en el armario, en su cómoda, entonces acepto.

Pero no contó con la astucia de su padre el cual se encargo de desaparecer todos los chupones y comunicar este trato a toda la familia.

Por la noche mayito no podía dormir sin su chupón estaba frustrado se sentía mal sin su chupón, busco una pañoleta de su madre la coloco entre sus manos y su mejilla y a partir de ese día la pañoleta de su madre reemplazo a su chupón.

Desde ahí han pasado mas de 20 años y aun conserva la pañoleta de su madre, recordando siempre el mal convenio que llego con su padre, ahora que ya es mayor se pregunta no hubiera sido suficiente con prohibir el ingreso a la bodega con un candado y no recordar esa traumática noche en que no podía dormir sin su chupón el cual hubiera desaparecido paulatinamente.

¿Cuántos tratos has aceptado con tus padres?
¿Cuantos tratos has hecho con tus hijos?

Figurativamente Hector.OGG.

Etiquetado en Recuerdos y Reflexiones

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post